24 y 27 de Octubre: Si nos movemos, lo cambiamos todo

9 octubre, 2018

Si nos movemos

Los próximos días 24 y 27 de este mes de Octubre van a desarrollarse movilizaciones por todo el estado. El miércoles 24 se harán de manera descentralizada, en cada localidad. En Villarrobledo hemos convocado una CONCENTRACIÓN a las 20.00 en la Plaza Vieja, ante el Ayuntamiento. La hemos convocado las organizaciones activistas que confluimos en el local social compartido que la C.G.T. ha abierto en la calle Barcelona. Y el sábado 27 estaremos presentes en la MANIFESTACIÓN central que tendrá lugar en Madrid, y que saldrá a las 18.00 desde Atocha hacia Sol.

La convocatoria, como puede verse en el enlace https://cambiamostodo.wordpress.com/, es genérica y plural. Se trata de que los movimientos sociales que llevamos tanto tiempo denunciando cómo se hace pagar al pueblo la crisis del capitalismo sigamos caminando juntos, confluyendo en las calles. Por eso, en cada localidad se concretarán las reivindicaciones conforme a las diversas realidades. Aquí, en Villarrobledo, vamos a denunciar y a reivindicar muchas cuestiones: el estado (lamentable) de nuestra Sanidad y nuestra Escuela Públicas; la inmediata subida de las pensiones para que sean verdaderamente dignas; el cese inmediato de la contaminación de la alcoholera de la viuda; la aprobación, ya, de la ley estatal anti-fracking; el fin de los desahucios y que el ayuntamiento cumpla de una vez sus compromisos; una apuesta decidida por nuestro mundo rural para combatir el despoblamiento y el envejecimiento que sufrimos; el paro y la precariedad que no paran de extenderse (por más que mientan desde el poder); la igualdad real, frente a todas las discriminaciones por géneros; la abolición de las políticas migratorias actuales, por xenófobas y racistas; … En definitiva: vamos a visibilizar ese día todas las luchas que llevamos adelante, de manera colectiva, aquí, en esta zona de La Mancha.

Iremos dando a conocer más sobre las reivindicaciones específicas en los próximos días. Y, si quieres organizarte con nosotras para ir a Madrid, dilo el 24 en la Concentración o escribe al correo de la CGT en Villarrobledo (nucleocgtvillarrobledo@gmail.com).

PORQUE LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO

¡MOVILÍZATE!

 

Anuncios

15 de Octubre: MOVILIZACIÓN en Villarrobledo

10 octubre, 2016

Esta semana que empezamos comienza un proceso de movilizaciones en los 5 continentes, con propuestas para un sistema alternativo al capitalismo, más justo para todas y todos. Son parte del OTOÑO EN RESISTENCIA (pueden verse informaciones sobre el estado español en: http://www.noalttip.org/otono16enresistencia/).

En Villarrobledo, los diversos grupos de activistas nos hemos sumado a este proceso, como no podía ser de otra manera. Llevamos años combatiendo las barbaries y atrocidades que este sistema capitalista nos impone a tod@s. En esta ocasión hemos convocado una CONCENTRACIÓN el próximo sábado 15. Se realizará en la plaza del barrio de San Antón (travesía de la calle Pérez Galdós), a las 18.30 (para que después tengamos tiempo de asistir al concierto en solidaridad con el pueblo saharaui).

Nos movilizaremos, evidentemente, contra los salvajes tratados que, a espaldas de la ciudadanía, están negociando USA y la Unión Europea. Pero, dado que es un proceso de luchas descentralizado, hemos acordado concretar las temáticas a nuestra realidad más cercana. Por eso:

Denunciaremos la privatización y destrucción de nuestros servicios públicos (sanidad, educación,…), que se verían aumentadas aún más si el TTIP, el CETA,…, se aprobaran. Y plantearemos las alternativas que por supuesto que existen, comenzando por las remunicipalizaciones de los servicios públicos que hoy están en manos privadas en el área de Villarrobledo.

Reivindicaremos el urgente traslado de la alcoholera de la viuda de Joaquín Ortega. Por eso nos concentramos en el barrio de San Antón, para dar especial relevancia a esta lucha. Y es que somos los activistas los que hemos puesto de evidencia que el traslado de esa empresa tan contaminante y nociva tenía que haberse realizado hace años, muchos años. Y que el caciquismo imperante en Villarrobledo, que dominaba a todos los partidos políticos del consistorio de entonces, evito lo que era de justicia y estaba aprobado. Evidentemente, esperamos en que ahora ese caciquismo ya no sea la norma. Tendrán que demostrarlo quienes entonces se sujetaban a él.

Seguiremos mostrando nuestra firme oposición a la fractura hidráulica (fracking). Este año las movilizaciones mundiales contra este desastre se integran en este Otoño en Resistencia. Y aquí no olvidamos que esa amenaza persiste, porque el TTIP abriría las puertas de par en par al fracking. Y que nuestro lema es ¡NI AQUÍ NI EN NINGÚN SITIO! Como tampoco olvidaremos el basurero nuclear de Villar de Cañas, que tanto daño nos haría. Ni los proyectos de megaminería en el Campo de Montiel, ahí al lado, a los que también nos oponemos.

También denunciaremos cómo esos tratados internacionales destruirían los sistemas agrícolas que sustentan nuestros pueblos. Porque son una amenaza terrible para el Mundo Rural en el que nosotr@s vivimos.

Y, como siempre aquí, toda persona o colectivo que apueste por la transformación de nuestra sociedad podrá plantear sus propias reivindicaciones. En esta ocasión, convocamos formalmente la concentración: Plataforma del Campo de Montiel y La Mancha contra la fractura hidráulica; San Clemente por lo Público; Asamblea de Enseñanza de Villarrobledo; Stop Desahucios Villarrobledo; Confederación General del Trabajo (CGT); Izquierda Unida – Ganemos Villarrobledo; Grupo Ecologista de Villarrobledo y Ecologistas en Acción.

otoño en resistencia


Valoración de la reunión mantenida con el vicepresidente de la JCCM y otros cargos políticos sobre problemas ambientales (fracking, atc, alcoholera de Villarrobledo,…)

12 septiembre, 2016

grupo-frack-alba

El sábado hubo una reunión en la caseta de la Junta, en la Feria de Albacete, en la cual participaron activistas, miembros de diferentes colectivos como la Plataforma contra la Fractura Hidráulica del Campo de Montiel y la Mancha o Ecologistas en Acción.

Desde aquí quiero hacer una valoración no solo como miembro de la corporación municipal, sino como activista que participó en aquella reunión.

En dicha reunión pudimos explicar al Vicepresidente José Luis Martínez Guijarro las agresiones medioambientales que se quieren realizar en Castilla-La Mancha, como la instalación del ATC, la megaminería de tierras raras en la zona de Montiel o el Fracking. Sobre este último punto se le instó a agilizar los trámites sobre la tramitación del proyecto de ley sobre esta práctica. En el consejo abierto que tuvo lugar el año pasado en Toledo, donde participaron representantes de las diferentes plataformas y también Villarrobledo estuvo presente, se explicó la posibilidad de que estuviera en seis meses, y después de un año todavía no está, aunque el propio Vicepresidente afirmó que está prácticamente terminada.

Después de esta primera reunión se realizó una segunda en la que se trató concretamente el problema de contaminación en Villarrobledo, fruto de la alcoholera de la Viuda de Joaquín Ortega que está en el Barrio de San Antón, concretamente en la zona de los institutos. En esta reunión estaban presentes el Alcalde de Villarrobledo Alberto González, el delegado de la Junta Pedro Antonio Ruiz Santos, el delegado provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural Manuel Miranda, y el diputado nacional y portavoz de la comisión de medio ambiente Manuel González Ramos. Los diferentes miembros de la administración manifestaron su apoyo al proceso de traslado de dicha industria. Un proceso que ya se contemplaba cuando se aprobó el proyecto en el año 2003 y que todavía no se ha cumplido por parte de la empresa.

Alberto González explicó que ya estaba convocada una reunión con los dueños de la empresa para este miércoles y que se está estudiando llevar a pleno una propuesta para la aplicación de dicho expediente. Desde la plataforma le pedimos celeridad y firmeza en el cumplimento del acuerdo para eliminar de una vez por todas ese foco de contaminación que afecta a todo Villarrobledo, pero concretamente a la zona donde se ubican los tres institutos, dos colegios, dos guarderías, un centro de salud y todo un barrio.

No debemos olvidar el trabajo y la supervisión del proceso que está llevando a cabo el Consejo Municipal de Medio Ambiente de Villarrobledo, creado en esta legislatura y que ha incidido en este problema desde el primer momento.

Desde la plataforma contra la Fractura Hidráulica y también desde Ecologistas en Acción se han mantenido contactos con la asociación de vecinos del Barrio San Antón y próximamente se tendrá una reunión con ellos para explorar las diferentes acciones a llevar a cabo.

Manuel Ángel Clemente (Manute)


Exposición de Fotografía de Denuncia Ecológica

3 mayo, 2016

Entre los días 4 y 18 de Mayo se va a exponer en Villarrobledo, en el IES Cencibel y en la Biblioteca-Museo, una colección de fotografías de denuncia ecológica, que han sido recopiladas por Ecologistas en Acción de la provincia de Albacete a lo largo de 8 ediciones del Concurso que se organiza anualmente, y que también homenajea a nuestro compañero José Manuel Pérez Pena.

1º-Michel Coulareau-Gracias, pero algunos seres no saben leer...

“¡Gracias!…Pero algunos seres no saben leer…” (Michel Coulareau)

Mañana 4 de Mayo montaremos la exposición en el IES Cencibel, donde permanecerá hasta el miércoles 11, para que los estudiantes puedan analizarla y realizar actividades. Y el 11 por la tarde la trasladaremos a la Biblioteca-Museo de la localidad, donde permanecerá hasta el día 18. En la Biblioteca-Museo, los horarios de visita serán:

Miércoles 11 a Viernes 13 de Mayo: de 18.00 a 20.00 horas.

El Jueves 12 se realizará una visita comentada a las 20.00 horas. Y, después, desarrollaremos un coloquio sobre los principales problemas y amenazas que padecemos a nivel medioambiental en el área de Villarrobledo: contaminaciones del aire y de las aguas; fractura hidráulica (fracking); cementerio nuclear (ATC); megaminería de tierras raras;… Y sobre los mecanismos que tenemos para enfrentar esas problemáticas: plataformas ciudadanas; grupos ecologistas; consejo municipal de medioambiente;…

Sábado 14 y Domingo 15 de Mayo: de 11.00 a 13.00 horas

Lunes 16 a Miércoles 18: de 18.00 a 20.00 horas

Organizamos esta actividad el IES Cencibel, Ecologistas en Acción de la provincia de Albacete, y el Grupo Ecologista de Villarrobledo. Y contamos con la colaboración del Excmo. Ayuntamiento de Villarrobledo.

Evidentemente, y como ya hiciéramos hace años cuando exhibimos una primera muestra en el IES Cencibel, queremos dar a conocer a través de estas imágenes las situaciones que nuestra Naturaleza padece. Y también queremos animar a todas y a todos a participar en este tipo de iniciativas. Para ello, enlazamos aquí las bases del IX Concurso de Fotografía de Denuncia Ecológica, que ahora mismo está en fase de recepción de fotografías.


Ecologismo o Crisis: Día Mundial del Medio Ambiente

5 junio, 2013

Ecologismo o Crisis

MANIFIESTO ECOLOGISMO O CRISIS

No cabe ninguna duda de que vivimos una aguda crisis económica. Tampoco está en cuestión que nos encontramos en una profunda crisis ambiental.

Cuando hablamos de crisis ambiental nos referimos a la reducción de la cantidad y calidad del agua potable disponible, la pérdida de las semillas que garantizan nuestra seguridad alimentaria, la degradación de la calidad del aire de nuestras ciudades, la cimentación de muchos de los suelos más fértiles o su erosión, la incapacidad de gestionar nuestros residuos sin contaminar suelo, agua y aire… Pero, probablemente, las tres caras de esta crisis ambiental más impactantes para el ser humano sean la pérdida masiva de biodiversidad, el cambio climático y el pico de los combustibles fósiles.

Tras la pérdida masiva de biodiversidad se esconde la degradación de las funciones ecosistémicas de las que el ser humano se aprovecha de forma gratuita. Hablamos de la depuración de las aguas, de la estabilización del clima, de los recursos pesqueros, de la fertilización del suelo o de la producción de múltiples medicamentos.

Detrás del cambio climático está la pérdida de zonas costeras por el aumento del nivel del mar, las dificultades crecientes de acceso a agua potable, la disminución de la productividad de muchas cosechas o la aparición más frecuente de fenómenos meteorológicos extremos (olas de frío o calor, huracanes, etc).

El pico de los combustibles fósiles es el momento en el que estos se hacen cada vez más caros en el mercado por quedar solo aquellos de peor calidad (los pesados), más difíciles de extraer (aguas ultraprofundas, fractura hidráulica, arenas bituminosas) y en menor cantidad como consecuencia de haber atravesado su pico máximo de extracción. El pico del petróleo lo estamos atravesando ya y, a continuación, vendrán el del gas y el del carbón. Y hablar de combustibles caros, muy caros, es hablar de tremendos impactos sociales y económicos.

En resumen, ya no estamos en un “mundo vacío” con muchos recursos por explotar y sumideros (basureros) para nuestros desechos. Ahora, por primera vez en la historia de la humanidad, estamos en un “mundo lleno” o, mejor, dicho, “saturado” donde la clave no es la abundancia sino la escasez.

La crisis económica en la que nos encontramos se está intentando saldar con “recetas de austeridad” basadas en fuertes recortes sociales que están empobreciendo a amplias capas de la sociedad y privando de derechos conseguidos con muchas luchas sociales. Significan, en definitiva, una mayor explotación de las personas y la naturaleza para devolver una deuda al 1% más enriquecido del planeta. Una deuda que, para más inri, no es nuestra.

También están sobre la mesa “recetas de crecimiento” que persiguen aumentar el consumo para, con ello, reactivar la economía. Estas son las recetas sobre las que también asientan las tremendas desigualdades planetarias: consumismo para una minoría a costa del trabajo mal pagado de una mayoría de la población mundial.

Sin embargo ambas recetas son recetas del pasado. Son recetas que podían tener algún sentido, aunque fuese macabro, cuando el mundo estaba “vacío”. Ahora ya no tienen ninguna validez y, cuanto más tarde consigamos que dejen de aplicarse, peor será.

No tiene sentido apostar por devolver una deuda que es impagable con los recursos naturales existentes en el planeta, pues las burbujas financieras son mucho más grandes. No tiene sentido porque, simplemente, su devolución socavará, está socavando ya, los recursos que nos quedan sin poder siquiera enjugarla.

Es irresponsable poner todas las esperanzas en que el crecimiento económico permitirá crear nueva riqueza ya que no van a volver años de crecimiento continuado. Conforme se reactive la economía, el precio del petróleo se encarecerá en los mercados internacionales y hablar del precio del petróleo es hablar del precio de todas las cosas. Nuestro mundo globalizado y financiarizado solo puede funcionar con energía barata y abundante, dos aspectos que no van a volver.

Por lo tanto decimos que “ecologismo o crisis”. Esta no es una crisis que podamos resolver como las del pasado ni con miradas parciales. Estamos en un momento histórico radicalmente distinto a todos los precedentes. Necesitamos resolver de una vez todo el problema: conseguir justicia social garantizando, al menos, la satisfacción universal de las necesidades humanas mediante un nuevo sistema económico que no explote el planeta sino que esté en paz con él.

Esta nueva economía ecológica y solidaria no hay que inventarla pues ya está en funcionamiento:

  • Es la que se articula con monedas sociales que permiten el comercio a millones de personas en todo el mundo sin generar deudas que obliguen a crecer continuamente.
  • Es la que reparte el trabajo socialmente necesario (también el de cuidados) mediante medidas como la reducción de las jornadas laborales.
  • Es la que crea instituciones financieras que solo prestan si hay criterios ambientales y sociales.
  • Es la que comprende que el transporte público, el reciclaje, las energías renovables, la agricultura ecológica, necesitan más personas trabajando que la industria del automóvil, las incineradoras y vertederos, las energías sucias y el agronegocio.
  • Es la que apuesta por la gestión colectiva y democrática de los sectores más importantes de la economía: energía, finanzas, agua…
  • Es la que pone en contacto directo a quienes producen en agroecológico o pescan artesanalmente, y quienes quieren consumir a un precio justo para ambas partes de la cadena. Todo ello mediante un comercio de cercanía.
  • Es la que sabe que apostar por la perdurabilidad es lo único que tiene sentido en un planeta exhausto: “reusar y reparar” frente a “usar y tirar”.
  • Es la que pone los recursos colectivos al servicio de la reconversión socioambiental, no de los banqueros.
  • Es la que entiende que hay que repartir la riqueza gravando más a quien más tiene e imponiendo rentas básicas y rentas máximas.
  • En definitiva, es la que se compone de todos esos momentos de tu vida en la que no buscaste el “máximo beneficio individual” sino la “satisfacción de las necesidades colectivas”.

Estamos hablando de la economía que bulle entre quienes se organizan democráticamente para retomar el poder sobre sus vidas y no solo quieren legar un planeta sano al futuro, sino disfrutarlo en el presente.

Ecologistas en Acción


Chernóbil: NO OLVIDAMOS

24 abril, 2013

chernobil 2013

El reactor 4 de la central nuclear de Chernóbil (Ucrania) sufrió el 26 de abril de 1986 el accidente más grave de la historia de la industria nuclear.

La central de Chernóbil se terminó de construir en diciembre de 1983, está formada por cuatro reactores BRMK de 1000 MW de potencia cada uno.

Esta central se ponía como ejemplo de seguridad: B. Semonov, director del Departamento de Seguridad de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), escribió en el Boletín de la OIEA publicado en junio de 1983 que “un accidente serio con pérdida de refrigerante es prácticamente imposible en las centrales del tipo BRMK”. Pero, lo imposible sucedió, el 26 de abril de 1986, y toda Europa se vio afectada por una nube radiactiva.

El accidente de Chernóbil ha sido el más grave de toda la historia nuclear. Ha mostrado en toda su crudeza los efectos que el movimiento ecologista predecía que tendría un accidente nuclear. Los augurios más pesimistas se han quedado pequeños.

Los efectos del accidente no se conocen a ciencia cierta y todavía hay discusión sobre sus costes económicos y sobre el impacto sobre la salud de las personas y sobre el medio ambiente. La industria nuclear y los organismos nacionales e internacionales que impulsan la energía nuclear siguen empeñados en minimizar esta enorme catástrofe.

La central nuclear

La central nuclear de Chernóbil se terminó de construir en diciembre de 1983 y está formada por cuatro reactores de 1000 MW de potencia cada uno. El reactor número 4 fue el tristemente famoso por el accidente que ocurrió el 26 de abril de 1986.

En estos momentos existen en los países del Este 15 reactores como el de Chernóbil, del tipo BRMK. Estos reactores usan el agua como refrigerante y el grafito como moderador. El hecho de que el refrigerante y el moderador sean distintos entraña un peligro en sí mismo. El moderador de neutrones sirve para convertir los neutrones rápidos producidos en las reacciones de fisión en neutrones térmicos, que son los que más fácilmente absorbe el U-235 para seguir produciendo fisiones. Por tanto, el papel del moderador es aumentar la cantidad de neutrones que son capaces de producir nuevas fisiones. Si por alguna causa el refrigerante dejara de fluir a través del núcleo, la reacción continuaría a ritmo óptimo, puesto que el moderador sigue actuando. El efecto que produce la ausencia de refrigerante es bien conocido: la temperatura del núcleo aumenta, y se puede modificar la geometría, aumentando el ritmo de la reacción, llegándose al final a la fusión del núcleo y al tipo de accidente más grave que puede ocurrir en una central nuclear. Es por este efecto que este tipo de centrales funcionan mal a baja potencia y tienen tendencia a aumentar la potencia producida.

Otro problema de diseño que se le achaca a este tipo de reactores es el tiempo que tardan en bajar las barras de control, unos 20 segundos, mientras que en las centrales occidentales es de un segundo.

La central de Chernóbil se ponía como ejemplo de seguridad: H. Born de la eléctrica alemana Vereinigten Elektrizitätswerke Westfalen (VEW) publicó en la revista Atomwirschaft Atomtechnik, en diciembre de 1983 que «el sistema es extremadamente seguro y fiable. La planta nuclear está dotada con tres sistemas de seguridad paralelos y totalmente independientes, capaces de soportar tornados, terremotos y accidentes de aviones»; B. Semonov, director del Departamento de Seguridad de la OIEA, escribió en el Boletín de la OIEA publicado en junio de 1983 que «un accidente serio con pérdida de refrigerante es prácticamente imposible en las centrales del tipo BRMK». Sin embargo, después del accidente, los representantes de la industria nuclear occidental se apresuraron a decir que estas centrales son en realidad poco seguras, por ejemplo que «la construcción era sumamente simple» (D. van Bekkum, del Instituto de Radio Biología de Holanda).

Se le achacó también la falta de contención como una diferencia fundamental con las centrales occidentales. Hoy está claro que las contenciones de las centrales occidentales no soportarían una explosión de la potencia que se produjo en Chernóbil. Un estudio sistemático de las contenciones occidentales, realizado por la NRC (Nuclear Regulatory Comission, el órgano regulador de la seguridad nuclear en EE UU), arrojó problemas de diseño en el venteo de las contenciones del tipo Mark I y Mark III de los reactores de agua en ebullición de General Electric. Estos problemas se encontraron en las centrales nucleares españolas de Cofrentes (Valencia) y Santa María de Garoña (Burgos).

El accidente

Aquel lunes 28 de abril de 1986 todos los duendes parecían estar reunidos en la central nuclear sueca de Forsmark. Los sucesos inexplicables se repetían sin cesar. Todo comenzó cuando a la entrada del turno de mañana uno de los trabajadores apoyó, como hacía todos los días, los pies en el detector de radiactividad de la central e hizo saltar la alarma.

Se pensó en un primer momento en que el operario había estadoo trabajando negligentemente en alguna zona contaminada, pero después se descartó ya que su jornada comenzaba justo entonces. Cuando, como medida cautelar, se hicieron medidas de radiactividad de la ropa de los trabajadores se vio con sorpresa que todos contenían niveles radiactivos entre 5 y 15 veces superiores a los normales. Mientras tanto en la sala de control de la central todos los parámetros de funcionamiento se mantenían normales y no había ninguna indicación de que algo funcionara mal en la planta. Pese a ello el inspector de seguridad mandó detener la central temiendo que estuviera produciendo alguna fuga radiactiva sin registrar y notificó el suceso a la Agencia Sueca de Seguridad Nuclear (SKI). La respuesta de este organismo les llenó aún de más perplejidad. Todas las centrales suecas y finlandesas estaban registrando valores anormálmente altos de radiactividad desde la noche anterior.

La primera hipótesis que se apuntó fue que los soviéticos habían realizado en secreto la explosión de algún arma nuclear acabando con la moratoria unilateral decretada sobre este tipo de ensayos. Pero hubo que descartarlo. Los sismógrafos no habían detectado ningún movimiento anormal y el análisis del aire anunciaba la presencia de isotopos de cobalto, yodo y cesio que no se encuentran en las armas y si en las centrales nucleares: se había producido un accidente en alguna central nuclear. Cuando se realizó un análisis meteorológico retrospectivo para ver de donde podía provenir la nube radiactiva se vió que casi con total seguridad venía de alguna de las centrales soviéticas instaladas en Ucrania. ¡La radiactividad había volado casi 2.000 km antes de ser detectada!.

A primera hora de la tarde las principales agencias de noticias se hacían eco del sorprendente suceso. Cuando el teletipo cayó en manos del responsable de prensa del Consejo de Seguridad Nuclear español este no pudo evitar una carcajada. Para él, que anteriormente había sido propagandista de las bondades de la energía nuclear, la noticia de que se detectaban niveles muy altos de radiactividad en Suecia como consecuencia de un accidente nuclear ocurrido en la URSS solo podía ser una de tantas informaciones confusas y malintencionadas de algún periodista que no sabía realmente de que hablaba. Cuando comentó el hecho con sus compañeros, la carcajada se repitió. Era bien conocido y comprobado que la nube radiactiva de un accidente nuclear se extinguiría en 100 o a lo sumo 200 km. Solo había que esperar la rectificación y la versión oficial de las autoridades suecas.

Pero evidentemente la rectificación no llegó. Antes al contrario en el programa de noticias soviético «Uremya» (El tiempo) el presentador leia, a las 21:02 h., esta lacónica comunicación oficial:»Ha ocurrido un accidente en la planta de energía de Chernobil y uno de los reactores resultó dañado. Están tomándose medidas para eliminar las consecuencias del accidente. Se está asistiendo a las personas afectadas. Se ha designado una comisión del gobierno».

El origen del suceso que conmocionó al mundo entero hay que buscarlo en la noche del 25 al 26 de abril de 1.986. Entonces y con motivo de una revisión ordinaria de mantenimiento, los técnicos pretendieron realizar una experiencia, en el cuarto grupo de la central nuclear, que tenía como objeto comprobar cuanto tiempo podía generar electricidad una turbina a la que se hubiese cortado la afluencia de vapor. Para ello los técnicos bajaron la potencia del reactor. Dicha bajada de potencia conlleva la posibilidad de que los sistemas automáticos de protección del reactor entraran en funcionamiento y detuvieran la experiencia por lo que los operarios de la planta desconectaron sistemas vitales de seguridad. En medio de la experiencia se produjó una súbita elevación de potencia que provocó fragmentación del combustible, una generación masiva de vapor y la reacción del agua de refrigeración con el zirconio de las vainas de combustible produciendo un gas muy inflamable: el hidrógeno. Los gases formados rompieron por presión las estructuras tanto interiores como exteriores del reactor y propiciaron la fuga de hidrógeno que dos ootres segundos despues provocó una tremenda explosión al reaccionar con el oxígeno. Los sistemas de contención y el techo del reactor saltaron en pedazos, encontrándose fuera del edificio bloques y fragmentos de grafito y de combustible. A consecuencia de la explosión murieron dos trabajadores que se encontraban próximos al lugar de los hechos. Para colmo de males, las pilas de grafito empezaron a arder (se calcula que llegó a hacerlo el 10%) amenazando con propagar a los restantes reactores nucleares de la planta, derritiendo parte del núcleo y dispersando las partículas radiactivas existentes en él.

Un minuto despues de iniciarse el incendio la alarma sonó en el cuartel de bomberos que estaban de retén en la unidad número dos. Se enfundaron sus trajes y se dirigieron al grupo siniestrado. El espectáculo que presenciaron resultó dantesco. La instalación estaba envuelta en llamas gigantescas. Se inició así una lucha heroica que había de prolongarse durante tres o cuatro días para apagar el incendio y evitar que el fuego se propagara hasta la unidad tres de la entral nuclear. Según comentó después «Pravda» «La lucha contra el infierno resultó titánica. Los bomberos se hundieron con las botas en el asfalto de la central, que se había vuelto una masa movediza. Algunos permanecieron durante horas sobre el techo de la central intentando detener el fuego que ya había llegado al techo del reactor número tres. Sometidos al calor, al humo asfixiante y a las altas dosis radiactivas aguantaron más allá del heroismo e impidieron que la tragedia adquiera proporciones mucho mayores. Su valor va a costarles la vida a los aguerridos bomberos». No hay nada de exagerado en este relato. Como todo el mundo ha reconocido despues, el arrojo de los bomberos y algunos técnicos de la central nuclear en los primeros días que siguieron al accidente impidió que la tragedia fuera aún mucho mayor. Ellos son la gran mayoria de los algo más de 300 afectados agudos por la radiactividad, 32 murieron antes de finalizar 1.986. Los «luchadores» de Chernobil demostraron el mismo valor sin límites, suicida, que sus anteesores habían tenido en la lucha contra Hitler en los mismos pantanos de Ucrania en 1.941. El mundo entero tiene con ellos una deuda de gratitud.

Las tareas más urgentes que tuvieron que afrontar las autoridades responsables de la crisis eran tres: atajar el incendio que dispersaba más y más materiales radiactivos y amenazaba con llegar a otros reactores, evitar que el núcleo fundido entrara en contacto con aguas subterráneas y multiplicara por diez la dimensión de la tragedia y atajar en lo posible la contaminación de las aguas de bebida.

Para apagar el incendio no era posible repetir la experienia del grafito de Windscale (Gran Bretaña) en 1957. No podía disponerse de las ingentes cantidades de agua que entonces se usaron. Una cantidad menor de ella sólo hubiera contribuido a empeorar la situación al reaccionar el grafito al rojo y producir hidrógeno que podía provocar nuevas explosiones. Así que se recurrió a una solución imaginativa. Se preparó para ello una mezcla de 40 Tm de Carburo de Boro, 800 de Dolomita, 1800 de arena y arcilla y 2400 de Plomo. La función del Carburo de Boro era absorber neutrones y detener la reacción nuclear en cadena; la Dolomita permitía una adecuada disipación del calor y generaba Dióxido de Carbono en caso de descomponerse que ayudaba a apagar el fuego; la arena y la arcilla retenían los aerosoles y contribuían a la detención del incendio; finalmente el Plomo fundiría absorbiendo el calor y una vez fundido taponaría fisuras para evitar la emisión de sustancias radiactivas y reducía la radiación directa. Estas sustancias se arrojaban desde helicópteros que, desafiando al fuego, a la falta de visibilidad provocada por el humo y la radiactividad, sobrevolaban la planta. Esta tarea se desarrolló entre los días 27 de abril y 10 de mayo siendo más intensa en los primeros cinco días.

Si no se arrojó más cantidad de sustancias para apagar el fuego fue porque se temía que el peso junto con el calor del núcleo rompiera la losa sobre la que estaba el reactor y se contaminaran las aguas subterráneas. Para ello fue preciso eliminar el agua de la piscina que había debajo del reactor y cavar un tunel de 135 metros de largo a 5.4 metros de profundidad. Este tunel una vez llenado de cemento encerraría todo el reactor evitando que la radiactividad usara esa vía de escape. En un principio los técnicos dispusieron equipos refrigerantes para aliviar el calor del núcleo. Esta urgente obra se realizó por primera vez en la historia con 400 trabajadores en turnos de tres horas para evitar sufrir daños irreparables. ¡Habían evitado que se produjese el sindrome de China!

En la tarea de atajar la contaminación ayudó mucho la suerte. No llovió hasta el 20 de mayo. Para esa fecha se habían construido 7.5 km de diques en las riberas del río Pripiat con la ayuda de bulldozers y se cubrieron de polietileno. Con ello se evitó que las aguas del Pripiat que abastecian a Kiev, con más de 3.000.000 de habitantes, se contaminaran gravísimamente.

Otro de los grandes problemas a que tuvieron que enfrentarse las autoridades soviéticas fue la evacuación de las poblaciones directamente afectadas por el accidente. Después del cúmulo de inexactitudes y errores que se publicaron sobre el hecho hoy tenemos una idea bastante exacta de lo ocurrido. Parece ser que el mismo día 26 fueron evacuadas las personas que vivian en la residencia para operarios a 1,6 km de la central. Unas mil familias fueron evacuadas usando medios locales de transporte a través de un portón tendido sobre el rio Pripiat para huir de la zona más contaminada sin atravesar la pluma radiactiva. Al mismo tiempo en Kiev y los alrededores se requisaron 1.100 autobuses conducidos en parte por voluntarios. Esto permitió que 36 horas después del accidente fueran evacuadas cincuenta mil personas que vivian en un área de 30 kilometros en torno a la central. El núcleo principal era la ciudad satélite de Pripiat con unos veinticinco mil habitantes que se evacuó en tres horas. Muchos de ellos fueron desalojados de sus casas en contra de su voluntad y el ejército hubo de emplearse con contundencia. Los animales domésticos y de labranza fueron sacrificados. Se formaron caravanas de más de 30 km de longitud.

Finalmente fue desalojada la ciudad de Chernobil, con algo más de 40.000 habitantes, que se encontraba en el límite de los 30 km. Este desalojo se produjó seis días después del accidente y se tardó más de tres días. Esta ha sido la principal crítica que se ha vertido sobre las autoridades soviéticas: la demora en evacuar Chernobil. Para atender a estas personas se contó con unos 1300 médicos y dosimetristas y 300 ambulancias para desplazar a los irradiados al hospital.

http://www.ecologistasenaccion.org/article1853.html


Vídeo de la charla sobre la fractura hidráulica en Munera

22 noviembre, 2012

El pasado día 9 se desarrolló una charla en Munera organizada por la Plataforma del Campo de Montiel y La Mancha contra la fractura hidráulica (puede verse la información en: https://altervillarrobledo.wordpress.com/2012/11/03/9-de-noviembre-acto-contra-la-fractura-hidraulica/). Para quienes no pudieron asistir, ponemos el vídeo que se grabó. Disculpad por las deficiencias en el audio en algunos momentos.