20 de Junio, Día Mundial de las Personas Refugiadas: CONCENTRACIÓN en Villarrobledo

19 junio, 2017

Al igual que ya hiciéramos el pasado año, este martes 20 de junio, Día Mundial de las Personas Refugiadas, a las 20.30 horas ante el Ayuntamiento, diversos colectivos nos concentraremos para gritar bien alto que TODAS LAS PERSONAS SOMOS REFUGIADAS en este matadero en el que han convertido al Planeta. Por eso QUEREMOS ACOGER YA.

La Concentración está convocada por la Confederación General del Trabajo (C.G.T.), Ecologistas en Acción, Izquierda Unida – Ganemos Villarrobledo, y Podemos y Se Puede Villarrobledo. Y, al igual que el pasado año, esperamos contar con la participación de otras organizaciones.

Villarrobledo participa de la red de ciudades que se comprometieron a acoger personas refugiadas en la Unión Europea. Pero el gobierno central del PP, ése que mata en Ceuta y Melilla, no cumple ni siquiera sus propios compromisos con la UE. Por eso tenemos que movilizarnos. Para exigir que se abran todas las fronteras de una vez.

Las guerras y crímenes que obligan a toda esa gente a huir no son culpa suya. Son culpa de este orden criminal que reina en el mundo: el capitalismo.

Es el capitalismo el que gana dinero fabricando armas y propiciando guerras; el que derrama sangre por el petróleo, el coltán, o por cualquier materia prima; el que apoya a dictadores e integristas para justificar su falsa seguridad; el que convierte a sus víctimas en “sin papeles”, en “ilegales”, para explotarlos aún más; el que cierra las fronteras y con ello asesina en el Mediterráneo o en el Atlántico a miles; el que fomenta el racismo y la xenofobia; … En definitiva: es el capitalismo el mayor terrorista que existe en el Planeta.

Quienes habitamos en este país debiéramos recordar que no hace tanto millones de españoles fueron personas refugiadas que se vieron obligadas a emigrar por la Guerra Civil o por la miseria y el hambre a las que eran condenadas. Y que hoy son cada vez más quienes tienen que huir de aquí para tener algo que se pueda llamar vida digna.

PORQUE NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL, ¡ACABEMOS CON TODAS LAS FRONTERAS!

PORQUE TODAS LAS PERSONAS SOMOS REFUGIADAS, ¡QUEREMOS ACOGER YA!

soy un ser humano que huye de la guerra

Anuncios

Unidades de Gestión Clínica ¿también en Castilla-La Mancha? Otra forma de hacer negocio a costa de nuestra Salud

2 febrero, 2017

tomelloso-cas

El próximo sábado en Tomelloso, organizada por el Consejo de Salud de esa localidad, miembros de la Coordinadora Anti-privatización de la Sanidad Pública de Madrid (CAS-Madrid) explicarán uno de los mecanismos de hacer negocio a costa de nuestra salud que se está extendiendo por el estado: las Unidades de Gestión Clínica. Nos están llegando noticias de que aquí, en Castilla-La Mancha, se lleva ya mucho tiempo (algunas informaciones hablan de hasta 4 años) negociando por parte del poder con “profesionales” para implantar este sistema que, diga quien diga lo que diga, ES UNA FORMA DE PRIVATIZACIÓN de la Sanidad Pública.

Esto supondría que tanto Cospedal como García-Page han impulsado esto. Y de manera opaca, secreta, a espaldas de la ciudadanía. Sería una prueba más de que el PSOE y el PP son exactamente lo mismo: recortadores de derechos, aniquiladores de servicios públicos,… Lacayos del capital.

Al debate asistiremos también gentes de Villarrobledo (y seguro que de otras localidades). Compartimos desde hace mucho con CAS-Madrid luchas, planteamientos y también la RAAS, la Red Autogestionada Anti-privatización de la Sanidad.

Enlazamos un documento en la página de CAS-Madrid sobre este tema: http://www.casmadrid.org/index.php/documentos/94-todo-lo-que-deberias-saber-sobre-el-funcionamiento-de-las-unidades-de-gestion-clinica-2


Ya no hay tanto burro en el que montarse, saquemos los colores a los bancos

4 junio, 2011

Pilar Roldán Munera

Esta nota la escribí hace aproximadamente un mes, que fue cuando pasaron los hechos.

No hay nada mejor como estar limpia (sin un duro) para darte cuenta de lo que pasa cuando no lo estás, me refiero al dinero (pasar demasiado tiempo sin dinero es como estar en una Rave sin drogarte, no te enteras de nada y lo ves todo tan absurdo). Miras desde fuera de lo que hacías cuando sí lo tenías, no había riesgo en ninguna de tus acciones: comprar, contratar, alquilar,  salir un día sí y el otro también, inconsciente,… Total, ¿qué es el dinero? Si no es para gastarlo, ¿para qué lo quieres? Y si te hacen ofertas y regalos por pulírtelo mucho mejor.

Todo cambia de estado continuamente, incluido en ese “todo” tú y yo. Con el dinero casi todo está contagiado, el mundo parece estar sugestionado por el vil metal, y esa expresión no es de ahora por la crisis: desde su existencia es sabido que su valor representativo es sucio y que hace al ser humano mezquino. Pero ¿qué  tendrá esta droga? Cuando empiezas con el síndrome de abstinencia, necesitar poseer hasta la mínima expresión de él, quieres comprar aunque sea la chorrada más insignificante. Luego no tienes para chorradas, ni para el teléfono, empiezas a pedir y endeudarte, porque no hay manera de  conseguir un trabajo, no te sirve de consuelo que haya gente en peor situación que tú, claro, pero mucho menos te ayuda saber que la gente que mueve los hilos tiene sus necesidades cubiertas y vive ajena a todas tus miserias.

Pero todo pasa y el cuerpo se hace a estar alejado de ese vil metal. De vez en cuando lo ves, para alguna necesidad básica pero poco más, y empiezas a sentirte libre, y quieres liberarte de todo, de todo el lío que has montado cuando estabas de subidón: contratos, mensualidades, cuotas y como no, de la estrella del vil metal, la tarjeta de crédito.

Aquí os dejo una transcripción de un hecho que me pasó cuando acompañé a mi hermana al banco para que le dieran de baja una tarjeta que ella nunca demandó, nunca la pidió:

Sucursal Banesto, Villarrobledo, 12:30h  

Sister: Buenos días, me quería dar de baja esta tarjeta de crédito porque no la utilizo para nada, y tengo otra que me hicieron, por tener la cuenta con todos mis recibos domiciliados y la verdad es que me sobran tarjetas.

Mirando para abajo y como si le hubieses clavado un puñal dice:

Banesto: Pues mira, llama a este número (escribe en un papel 902****** y te la da como una receta), y ahí te la dan de baja.

Sister: Pero es que es un 902 y ¿no me la puedes dar de baja aquí?

Banesto: No, es que tienes que llamar tú en persona, porque te van a hacer una serie de preguntas y…es personal entonces, no, no podemos hacerte la baja desde el banco.

Sister: Pero si tu compañera me hizo una baja de una tarjeta una vez…

(desconcierto-decepción)

Banesto: Ya, pero es que ahora va así, han puesto una centralita y no lo podemos hacer desde la oficina ahora…(rascándose el cuello, gesto de mentir)

Nos vamos, salimos del Banco, y de camino a otro recado, pasamos porla OMIC(oficina del consumidor), les comentamos el asunto y nos dicen que volvamos a pedirles la hoja de reclamación.

Sucursal Banesto, 12:55h

Sister: Hola otra vez, venimos de informarnos y es lógico que si vosotros me habéis dado de alta esta tarjeta aquí en la oficina, lo normal es que sea en la oficina la baja, venimos a por la hoja de reclamaciones.

El señor de Banesto se vuelve, mira para el cajón de su mesa, toca los papeles de su mesa, mueve el ratón del ordenador y empieza a clickear…coge el teléfono y nos lo da

Banesto: Llamad, pero no digáis que llamáis desde una sucursal de Banesto.

Y la baja se llevó a cabo, no sin antes soportar a la teleoperadora intentando meterte una barbacoa si gastabas 400€ al mes y descuentos en gasolina de hasta un 10%.

No nos mantengamos impasibles ante injusticias aparentemente tan pequeñas, porque son estas pequeñeces en las que nosotr@s podemos intervenir eficientemente, simplemente informándonos y plantando cara. Que no se aprovechen de nuestra ignorancia y falta de tiempo para solucionar temas burocráticos, que se enteren que ya no nos la van a colar más, que no somos esclavos de nada ni de nadie, ya no hay tanto burro en el que puedan elegir donde cual montar.


El olvidado Martin Luther King

23 enero, 2009
Mumía Abú-Jamal
15/01/09
El Reverendo Doctor Martín Luther King, Jr. está siendo otra vez resucitado en estos días del año, en parte porque se acerca su cumpleaños, pero también, naturalmente, por la imminente juramentación del Presidente electo Barack H. Obama — el primer Negro en la historia de los Estados Unidos de ser así honrado.

Como casi siempre pasa, el Reverendo King que hoy es presentado se parece muy poco al hombre real, lleno de vida, que respiraba, crecía y que se encuentra detrás del nombre.

Como todo hombre, él tuvo sus altos y sus bajos, sus miedos y sus dudas, sus inspiraciones y sus revelaciones. Su discurso en Washington (conocido como, “Yo Sueño que un Día”) no fué ni su mejor discurso, ni el más profundo, pero, como todos los predicadores Negros que son buenos oradores, él puso en ese discurso lo mejor de sí.

El Doctor King, como muchos líderes muy ocupados, tenía otros que le escribían algunos de sus discursos, y uno de ellos fué Vincent Harding, hoy teólogo e historiador. Harding contribuyó al extraordinario discurso que el Doctor King pronunció en la Iglesia Riverside, de la ciudad de Nueva York, pronunciado precisamente un año antes de su asesinato. En ese discurso el Doctor King denunció la Guerra de Viet-Nam, que marcó su ruptura con el presidente norteamericano, Lyndon B. Johnson, con las corporaciones de los medios de comunicación y con muchos de sus más cercanos aliados en la Conferencia de Líderes Cristianos del Sur, (Southern Christian Leadership Conference , SCLC.)

El Pesidente Johnson se sintió traicionado por el Doctor King, y los medios de comunicación cambiaron de elogios a ridículo. En su libro, Martín Luther King: El Héroe Inoportuno (Martin Luther King: The Inconvenient Hero, New York, Orbis, 1996), Harding cita la página editorial del Washington Post que ataca a King, quien, “ha disminuído su utilidad a su causa, a su país y a su pueblo” debido a su discurso contra la Guerra de Viet-Nam, a la que los vietnamitas llamaban, “La Guerra Norteamericana”.

Pero, las traiciones no lo detuvieron, ni lo desalentaron los malos editoriales. En verdad, la violencia de la guerra lo radicalizó profundamente, tanto así que el diría después, “lo perverso del capitalismo es tan real como son perversos el militarismo y el racismo.” (Harding, 101).
Piense en ésto: capitalismo, militarismo y racismo — son perversos.

¿Cuándo es la última vez que Usted ha escuchado éso?

El Reverendo Doctor Martin Luther King, Jr. estaba siendo radicalizado por los agitados acontecimientos que pasaban alrededor suyo — y, un año antes de su muerte, él estaba tanto contra la guerra como contra el capitalismo.

Pregúntese Usted, si el Dr. King estuviera vivo hoy, con sus opiniones, ¿podría ser elegido presidente?

Y si no, ¿por qué no?

¿Qué dice éso del sistema político de la nación?